Calidez y buen servicio en todos los detalles

Para asegurar la mejor atención y la excelencia en la atención a nuestros clientes, tenemos que cuidar todos los detalles de nuestro local. Desde la conservación de los medicamentos e insumos, pasando por el buen trato y amabilidad en la atención, hasta el mantenimiento del espacio en óptimas condiciones. Precisamente sobre este último punto nos detendremos, a propósito de la puesta a punto de nuestros pisos, de la mano de Crisoland, empresa especializada en la colocación y asesoramiento en este rubro.
Nuestra inquietud original era poder mantener y potenciar los procesos de mantenimiento en relación a la limpieza y cuidado general del lugar. Esta era nuestra principal premisa, ya que se trata de un lugar dedicado a la salud. La limpieza, la prolijidad y la pulcritud son características que no pueden faltar en nuestra farmacia. Las superficies deben estar siempre impecables y relucientes, como corresponde a un área con estos usos.

El porcelanato resultó la mejor alternativa por su facilidad de limpieza, ya que con un paño húmedo es suficiente para su aseo; además es sumamente agradable a la vista, ya que ofrece modelos con mucho brillo. Asimismo, la estética es también un punto a favor, ya que presentan diseños en colores y formas para prácticamente todos los estilos. En nuestro caso, los tonos claros y lisos encajaron a la perfección con el aspecto general del local, el cual se destaca por el orden y la pulcritud. Todas estas características se sumaron a su alta resistencia al tránsito intenso, algo típico, tanto en la zona de atención a nuestros clientes, como en aquellas destinadas a la preparación de recetas magistrales. Otra propiedad poco destacada pero igual de importante en nuestro caso, el es el frío que transmite el porcelanato sobre todo en aquellas partes cercanas a las de preparado de los medicamentos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.